/ recruiting

Seleccionando nuestros pinos desde la semilla

(To read this post in English, follow this link)

Les voy a contar dos historias sobre la contratación de gente y su proceso:

La contradicción de la frase “no tenemos tiempo para lo importante”

Un dia mi amiga Camila vino quejándose sobre su equipo. Hablaba de integrantes vagos, no comprometidos con su trabajo, sin experiencia y de cómo se había decepcionado al ver trabajar a la última ingresante en base a la experiencia que decía tener.

Un par de días más tarde, me dice que está buscando una persona nueva para incorporar al equipo.

“¿Cómo van a elegir a esta persona?”, le pregunté. Teniendo en cuenta lo que me había comentado, supuse que habría repensado su estrategia.

Pero adivinen cuál fue la respuesta...

“No tengo tiempo para esto, el departamento de RRHH se encargará del asunto”

La carpintera de casas naranjas

La segunda historia es más divertida y es cortesía de la web.

Imaginemos una entrevista para un puesto de carpintería en una “constructora de renombre”. Este sería el diálogo entre la persona reclutadora de RRHH y la candidata:

– RRHH: Bueno, trabajás en carpintería, ¿no?

–Carpintera: Sí, me dedico a eso.

–RH: ¿Hace cuánto que estás haciendo esto?

–C: Diez años.

–RH: Genial, eso es bueno. Ahora, tengo un par de preguntas técnicas para hacerte, y así saber si aplicás al puesto, ¿está bien?

–C: Claro que sí.

–RH: Primero que nada, estamos trabajando en una subdivisión, construyendo un montón de casas naranjas. ¿Construiste casas naranjas antes?

–C: Bueno, soy carpintera, construyo casas, y generalmente la gente las pinta a su gusto.

–RH: Si, comprendo, pero ¿me podrías dar una idea de cuanta experiencia tenés con casas naranjas? A ojo.

–C: La verdad no sé. Una vez construidas no me interesa saber de qué color las pintan. ¿Seis meses quizá?

–RH: ¿Seis meses? Bueno, estamos buscando postulantes con mucha experiencia en naranja, pero veamos algunas preguntas más.

–C: Bueno, está bien, pero la pintura es sólo pintura, ¿no?

–RH: Si, claro. Bueno, ¿Qué podés decir del nogal?

–C: ¿En qué sentido?

-RH: ¿Trabajaste con nogal alguna vez?

–C: ¡Claro! Nogal, pino, roble… lo que quieras.

-RH: ¿Pero cuantos años de nogal tiene?

–C: Mmm, no se realmente… ¿se suponia que tenia que contar los nogales?

-RH: ¿Y no podrias hacer una estimacion aproximada?

–C: Ok, diría que un año y medio de nogal.

–RH: ¿Dirías entonces que sos un jr en nogal o un gurú en nogal?

–C: ¿Qué es un gurú en nogal? Yo usé nogal, eso seguro.

–RH: ¿Pero no sos un gurú en nogal?

–C: Soy una carpintera, trabajo con toda clase de madera, y hay diferencias, pero creo que si sos una buena carpintera...

–RH: OK. Bueno, una última pregunta. Nosotros usamos Roca 5.1 para golpear clavos, ¿usaste alguna vez Roca 5.1?

–C: [palideciendo…] Bueno, sé que un montón de colegas están usando rocas para clavar desde que ArtesanosUnidos compró una mina, pero siendo honesta, me llevo mejor con mi engrapadora. O un martillo. Con la roca me lastimo mucho los dedos, y me molesta la mano porque la roca es demasiado grande.

–RH: Pero las demás empresas están usando rocas. ¿Estás diciendo que las rocas no sirven?

–C: No, no digo eso precisamente, sino que pienso que la engrapadora es mejor herramienta.

–RH: Bueno, todos nuestros arquitectos comenzaron a usar rocas, ¡y les encanta!

–C: Seguro que les encanta, pero yo me la paso con clavos todo el día, y… bueno, necesito el trabajo, así que estoy dispuesta a usar rocas si quieren. Estoy abierta a nuevas herramientas.

–RH: Mmmm bueno, tenemos que seguir entrevistado a más personas, pero nos contactaremos con vos.

–C: Bueno, gracias por tu tiempo, fue un gusto.

-AL OTRO DÍA:

Ring...

–RH: ¿Hola?

–C: Hola. Soy la carpintera que entrevistaron por el trabajo de las casas naranjas, ¿me recuerda?. Me contacto para saber si ya tomaron una decisión.

–RH: De hecho, sí. Nos gustó tu perfil y experiencia, pero decidimos avanzar con alguien que trabajó mucho con el naranja.

–C: ¿En serio? ¿O sea que no conseguí el trabajo por no haber usado suficiente naranja?

–RH: Bueno, un poco eso, pero también nos resultaba más barata otra persona.

–C: ¿En serio? ¿Cuánta experiencia tiene?

–RH: Bueno, en realidad no trabaja en carpintería, vende autos, pero vendió un montón de autos naranjas y trabajó con terminaciones en nogal.

–C: [click]

Nuestra receta para elegir las semillas adecuadas

Creo que estas historias ejemplifican claramente los grandes problemas al reclutar personas en una empresa tradicional.

  • No se le dedica tiempo al proceso
  • No se comprende la importancia de este punto de entrada a la empresa
  • Se terceriza el proceso en alguien que no comprende el trabajo. Hace un tiempo escuché una charla de Raffi Krikorian (ex ingeniero de Twitter, ahora de Uber) recomendando: “¡no tercericen el reclutamiento!”
  • El equipo no puede elegir con quienes trabajar
  • El o la postulante no son evaluados en una situación laboral similar a la postulada

Nuestro modelo organizacional en 10Pines está basado en la confianza, no existen organigramas ni jerarquías rígidas. En lugar de eso, es una empresa auto organizada con mucha flexibilidad y libertad. Por lo tanto, una persona abusiva o dañina en la empresa, podría causar conflictos que perjudiquen nuestro proceso colaborativo. Es por esto que uno de los temas más importantes cuando se fundó la empresa fue cómo elegir las personas correctas con quienes trabajar.

Los temas importantes consumen tiempo para poder resolverlos. Por lo tanto, si las personas son importantes, es necesario tomarse el tiempo para elegirlas.

Por este motivo, nuestro proceso de selección de personal es atípico y consume un tiempo considerable, pero creemos que cada minuto invertido en eso vale la pena.

Citando uno de los libros de ingeniería de software más reconocidos, "The mythical man-month":

"Good cooking takes time. If you are made to wait, it is to serve you better, and to please you."
Menu of Restaurant Antoine, New Orleans.

Que su traducción aproximada es:

"Cocinar bien lleva tiempo. Si se te hace esperar, es para servirte mejor y complacerte."

Nuestra receta para elegir las semillas correctas se compone de 4 pasos:

  1. Entrevista inicial
  2. Ejercicio tomando ejemplos de trabajo reales
  3. Entrevista técnica
  4. Entrevista grupal

1. Entrevista inicial

Generalmente cada nueva semilla/postulante es recomendada o sponsoreada por algún miembro de 10Pines. Entonces, el primer paso es una entrevista entre el referente interno, el candidato y alguien más. Últimamente hemos estado explorando búsquedas más abiertas sin un referente interno, pero de todas formas, esta primera entrevista es como una cita, donde tratamos de mostrar por qué 10Pines es bueno para esa persona, y viceversa. (En relación a esto, pueden leer el siguiente artículo sobre similitudes entre una entrevista y una cita romántica)

2. Ejercicio simulando la realidad

Luego de la primera entrevista, le enviamos al postulante un ejercicio para resolver en casa. La complejidad del ejercicio está basada aproximadamente en la experiencia de la persona entrevistada. Si parece ser junior, le damos un ejercicio para juniors.

Tratamos de utilizar ejemplos reales que emergen de nuestro día a día, para no alejarnos mucho de la realidad.

Las condiciones para resolver el ejercicio son:

  • elegí el lenguaje de programación que quieras
  • lo tenés que hacer solo

El resto corre por tu cuenta:

  • Podés preguntarnos lo que necesites. De hecho, es una buena señal que la persona tenga dudas, ya que implica habilidades de análisis
  • Podés usar google, stackoverflow o cualquier herramienta que usarías en el mundo real. No nos interesa saber si memorizaste todo el protocolo de la interfaz de streams de Java 8 . Lo más importante es cómo resolvés los problemas y tu capacidad de aprendizaje
  • Podés resolverlo a tu propio ritmo

La idea es simular un entorno de trabajo real. Por eso les dejamos usar una computadora, internet, una IDE, etc. Nadie programa en un pizarrón en el mundo real.

Obviamente esta no es una simulación real pero consideramos que es lo suficientemente real como para vislumbrar el comportamiento de la persona para su tarea más importante como desarrolladora: escribir código.

3. Entrevista técnica

Luego del ejercicio, la persona comparte el código de alguna manera (un repositorio privado, o simplemente por email). Luego,  le proponemos revisar su ejercicio en conjunto. Para esta entrevista, elegimos a dos entrevistadores diferentes que en la primera entrevista, y que ya vieron la solución y conocen el ejercicio.

En esta segunda entrevista, le pedimos a la persona que explique y justifique sus decisiones al desarrollar el ejercicio. Por ejemplo: “¿por qué elegiste modelar esta clase?” o “¿por qué elegiste utilizar herencia sobre delegación acá?” o “¿qué pasaría si esta parte cambiara? La idea es:

  • validar que haya escrito el código por sus propios medios
  • entender su manera de pensarlo
  • observar su reacción y propuestas ante los cambios
  • observar su respuesta a las críticas (porque también criticamos la solución)

4. Entrevista grupal

Imaginá una mañana de lunes perfecta, una sonrisa radiante, pájaros cantando, el Pastoral de Beethoven como música de fondo, un café en la mano. Llegás a la oficina, el ascensor está ahí esperándote. La vida te sonríe.
Finalmente llegás a tu escritorio, y ¡BOOM! Al lado de tu asiento hay una persona nueva. No pediste una persona nueva para tu equipo, no sabés nada sobre su experiencia, no sabés si es psicópata o qué. Asumís que puede escribir código, pero al rato te pregunta: “¿Para qué sirve esta palabrita function?”, con lo que tu lunes perfecto se esfuma.

Para evitar este escenario dramático, incluimos un último paso.

Si todo salió bien en las etapas anteriores, la entrevista final incluye a toda la gente de 10Pines (la pinada) y a la nueva semilla. La idea es que podamos elegir con quién trabajamos. Esta semilla puede terminar siendo tu compañero o compañera, entonces es importante participar en la decisión si queremos trabajar en conjunto. Por otro lado, la semilla puede ver todo el abanico de posibilidades que hay en la empresa, y no sorprenderse el primer día (o la primera semana). Esta entrevista es mucho más relajada y suele mezclar preguntas técnicas con preguntas personales. Fomentamos que cualquiera pregunte y comparta sus experiencias.

Resumiendo, el objetivo de este último paso es que la gente del lado de 10Pines pueda responder “¿Me gustaría trabajar con esta persona?”. Y desde el otro lado, la pregunta es similar: “¿Me gustaría trabajar con este grupo de personas?”

Conclusiones

Una cuestión a resaltar y que quizás no queda clara, es que nosotros no tenemos departamento de RRHH. Todo 10Pines participa de elegir a nuestra propia gente. Cada pino y pina puede y debe involucrarse en este proceso, por lo que la tarea de reclutar es transversal a otras tareas que cualquiera realiza.

Resumiendo las 4 etapas, tratamos de identificar en la semilla cosas que realmente nos importan:

  • Capacidad de aprendizaje
  • Habilidades de análisis
  • Que el código pueda mostrar su intención. Ver el código como medio de comunicación.
  • Comportamiento en grupo
  • Calidad humana (sí, ya sé, ¿qué es la calidad humana? Eso merece todo un post aparte) Por último, en 10Pines gozamos de una tasa muy muy baja de rotación, y pienso que nuestro proceso de reclutamiento es una de las causas.